Hola amigos,

 

 

 

 

El post de este mes va sobre LA SOSTENIBILIDAD:

Es un eslogan que está en todas partes. En el caso de los pescados y mariscos de Alaska, significa que las pesquerías pueden existir a largo plazo sin comprometer la supervivencia de la especie o la salud del ecosistema circundante. El enfoque preventivo de Alaska para la gestión de recursos es un modelo para el mundo.

Todos los pescados y mariscos de Alaska son salvajes, y todos son sostenibles. A diferencia de muchas de las otras pesquerías del mundo, las de Alaska se manejan para la protección contra la sobrepesca, el daño del hábitat y la contaminación. Al garantizar de manera proactiva una pesca saludable, salvaje y sostenible, Alaska ha ayudado a preservar y proteger sus productos pesqueros superiores para las generaciones futuras.

Las principales pesquerías de Alaska incluyen:

• Salmón (King, Sockeye, Coho, Keta y Pink)

• Pescado de fondo (bacalao, abadejo de Alaska, lenguado y platija)

• Hipogloso

• Cangrejo (Rey, Nieve y Dungeness)


Desde 1959, cuando Alaska se convirtió en estado y se hizo cargo de la gestión de sus pesquerías, la constitución ordenó que “los peces … se utilicen, se desarrollen y se mantengan con el principio de rendimiento sostenido”. Alaska es el único estado que ha escrito dicho lenguaje de conservación en su constitución. Alaska tiene una variedad de métodos de gestión integrales que no se practican ampliamente en el resto del mundo. Con cada aspecto de sus pesquerías estrictamente reguladas, monitoreadas de cerca y aplicadas rígidamente durante casi cinco décadas, se consideran las prácticas exitosas de manejo de Alaska. Un modelo de sostenibilidad para todo el mundo.

Puedes seguir leyendo más información sobre la sostenibilidad en Alaska aquí.